El fantasma de la traición ronda en el Grupo de los 15 senadores colorados

0
577

Desde hace varias semanas el presidente Horacio Cartes y sus aliados partidarios buscan debilitar el grupo de los 15 senadores colorados disidentes, conocido como el G15, y que promueve la candidatura de “Marito” Abdo Benítez para la Junta de Gobierno de la ANR.  Las conversaciones en privado son constantes entre los intermediarios presidenciales y los legisladores “maristas”.

Los ofrecimientos desde el Ejecutivo van desde cargos, hasta mediación en la justicia para los legisladores que tienen cuentas pendientes en el Poder Judicial. En ese contexto uno de los principales “tentados” es el senador Víctor Bogado, que sugestivamente está teniendo cierta “ayudita” con su caso judicial. Primero, una Cámara de Apelaciones anuló la resolución por la cual un juez dispuso que el parlamentario vaya a audiencia pública. Ahora se sospecha que se designó a un magistrado a medida para la nueva audiencia preliminar.

Otra cuestión que llamó la atención a los disidentes fue la designación del hermano del citado legislador, Hugo Bogado, como primer secretario en la Embajada paraguaya en Chile, un cargo de confianza. Si bien Bogado ya descartó su ida al oficialismo, las dudas de sus compañeros de equipo van en aumento.

Otro que habría sido “tentado” por el cartismo es Luis Alberto Castiglioni, pero sus colegas reaccionaron rápido para evitar cualquier intención de fuga y le ofrecieron ser candidato a la presidencia del Senado para el próximo periodo (que se inicia el 1 de julio), comentaron referentes de la ANR.

La orden de Cartes a sus intermediarios es que se priorice las negociaciones con los senadores y dirigentes disidentes que están solventando económicamente la campaña de “Marito”. La idea es golpear en lo financiero a la oposición, trayendo al proyecto de Pedro Alliana (el postulante oficialista a la ANR) a los mayores aportantes de la disidencia.

 

Dejar una respuesta