En los últimos 6 meses, Cartes dio G. 115.000 millones extras a De Vargas, pero igual fracasa y mueren agentes

0
439

Desde el domingo hasta el viernes fueron asesinados 5 agentes de policías en la zona norte en manos de grupos criminales. A esto se suma el ascendente clima de inseguridad en las zonas de mayor población. En dos años de gestión, casi todos coinciden que el trabajo del ministro del Interior, Francisco De Vargas, fue muy pobre, sin mencionar los casos de corrupción detectados en la Policía Nacional y en el que estuvieron involucrados altos jefes policiales, protegidos por el citado ministro de afiliación liberal.

facsimil1
Decreto 2992 del 21 de enero de este año, en el que Cartes aprueba endeudarse para dar al Ministerio del Interior US$ 20 millones, es decir más de G. 100.000 millones.

La gestión de De Vargas  no pudo mejorar ni siquiera con los recursos financieros autorizados por el presidente Horacio Cartes. En enero de este año, el mandatario decretó que US$ 20 millones (más de 100.000 millones) sean gestionados ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que sean destinados al Ministerio del Interior PARA EL FINANCIAMIENTO DEL PROGRAMA DE GESTIÓN INTEGRADA DE SEGURIDAD CIUDADANA.

facsimil2
Decreto 3667, del 24 junio de este año, en el que Cartes otorga otros G. 15.000 millones para construir comisarias y subcomisarías.

Este multimillonario monto no fue suficiente, pues en junio de este año, Cartes vuelve a firmar un decreto para dar mas dinero a la administración de De Vargas. Esta vez el monto entregado por Hacienda fue de G. 15.000 millones y fue para la construcción de comisarías y subcomisarías.

En total, Cartes dio este año en forma extra G. 115.000 millones al ministro liberal, cuyo administrador es el afiliado del PLRA, Lic. Ángel Javier Sasiain Cano, primo del expresideciable  Efrain Alegre Sasiain. El citado funcionario es sindicado además de filtrar información privilegiada a Rafael Filizzola (exdupla de Efrain Alegre) y la senadora opositora Desirée Masi.

Dejar una respuesta