Sin altura moral para señalar errores y proponer cambios

0
726

A tres años de gobierno del Presidente Cartes, las opiniones son bastantes. Haciendo un repaso de las publicaciones en los medios se pueden observar a figuras políticas, economistas y opinológos ensayar todo tipo de discursos, parecer y protestas. Y aquí me gustaría detenerme en dos aspectos que creo deberíamos tener en cuenta.

Lo primero: En todos los casos sin excepción lo opinólogos agotaron las protestas, muchas por cierto la mayoría sin ningún aporte, sin propuestas vacíos de contenidos y con cierta acidez que, antes que generar adhesión provoca rechazo.

Lo segundo: A todos a quienes leí y escuche no son otra cosa que conocidos personajes que estuvieron en función de gobierno en periodos anteriores. Exministros, exsecretarios, excandidatos, ex, ex, ex. Es decir tuvieron sus momentos tuvieron el tiempo necesario para hacer exactamente lo que hoy critican, es decir, en términos sencillos ninguno tiene altura moral para señalar errores y proponer cambios.

Están todos aplazados y con tremendas deudas con la ciudadanía y con la justicia. Han pasado tres años, y creo sinceramente que hubo logros importantes en varios aspectos así como falencias en otros, pero no veamos solo el agua que falta en el vaso, veamos lo ya hay.

Y hora de dejar de lado la política criolla de jugar con la memoria de gente, de la política de descalificar todo sin razón y sobre todo de mentir para ganar cierta adhesión de la gente descontenta. La política de trabar todo y criticar todo.

Finalmente creería en las protestas que tengan sustento y fundamento, miraría las personas y vería las huellas de quienes son y de dónde vienen que han hecho, en lo político, económico, social en lugar que le dio la historia y de acuerdo a sus resultados, a la luz de sus responsabilidades, y quizás me convenzan.

Por de pronto me quedo con esto: “Que tire la primera piedra el que esté libre de pecados”.

Dejar una respuesta