Peligrosa rapidez

0
530

Vivimos un momento histórico en donde cada vez se hacen más visibles las diferencias socioeconómicas y todo el drama social que eso conlleva, que afecta a la mayor porción de la sociedad en estado de vulnerabilidad, generalmente sin oportunidades reales de acceder a una vivienda digna como un derecho humano universal.

El proyecto “San Francisco” plantea la construcción en tiempo record de 1000 viviendas sociales para familias cuyos hogares fueron inundados, el mismo está transitando un pantanoso terreno de ilegalidad marcadamente populista, sin comunicar clara y oficialmente lo que se pretende, sumado esto a la esperanza de un pueblo frágil con deseos de un hogar digno, peligrosa mezcla.

Es de público conocimiento la aparición de planes de vivienda a través de las intermediarias financieras para tratar de combatir el déficit habitacional en crecimiento, pero no cumplen debidamente su función natural por lo complejo que resulta acceder a créditos, principalmente para la clase media-baja. Ahora, el Gobierno, ha dado un giro radical y se ha empecinado con la construcción de casas en la estratégica y muy valorada zona conocida como RC4 de Asunción.

En el discurso, mencionan que familias de la Chacarita y parte de Zeballos Cue contarán con un barrio modelo, que ya está en marcha, pero que va dejando varios cabos sueltos a medida que pasan los días; por ejemplo, quiénes serán los supuestos beneficiarios, cómo se distribuirá, cómo se financiará a sus futuros ocupantes y cuál es el proceso de legalización de las tierras en cuestión que eran consideradas por ambientalistas como el “último pulmón de la Capital”.

En dos carriles diferentes se desarrolla el futuro de las 23 hectáreas del RC4.

En primer término, el camino impulsado desde el Ejecutivo en donde el Ministerio de Defensa cede -sin la aprobación por Ley del Congreso Nacional- las tierras a la Senavitat a través de un convenio del cual también participa Itaipú a través de la financiación de la obra. En segundo punto, una iniciativa parlamentaria/ambientalista que planteó la declaración de “Área Silvestre Protegida” al predio en cuestión, que fue rechazado por la mayoría oficialista de la Cámara de Diputados.

El procedimiento impulsado con extraña agilidad por el Ejecutivo puede traer consigo problemas en un futuro político en donde él no esté favorecido, esto debido a que existe la Ley 5387/14 “Que dispone la desafectación a título oneroso de las tierras pertenecientes a las FFAA”; se está dejando de lado a instituciones que tiene implicancia constitucional en esto.

Es imperativo que se realicen y apliquen políticas de estado para que las familias afectadas por la crecida, y las necesitadas en general, puedan acceder a una casa propia con condiciones de pago acordes, pero que esta necesidad no signifique vivir en una ciudad sin árboles, con agua contaminada, con un poder ejecutivo que tome a la ligera las atribuciones constitucionales que tienen los otros dos poderes y que hable claro dejando la fantasía a los libros, principalmente con los potenciales beneficiarios, que ahora son carcomidos por una duda del tamaño de un planeta.

Bertolt Bretch decía que “Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá”; San Francisco no inició de manera legal, sus futuros habitantes desconocen los próximos procedimientos, no hay información veraz por parte de las instituciones encargadas. Todo suma para que esto resulte en un funesto negocio político de repartija de viviendas a operadores políticos, es la peligrosa rapidez de la que hablamos.

ALERTA: Próximamente Peligrosa Rapidez II.

Dejar una respuesta