Marche otra perlita: Cartes se jacta de entregar casas para “gente baja” y reivindica el “derecho a enfermarse”

0
1833

Al parecer, para el presidente Horacio Cartes, decir clase baja es lo mismo que decir gente baja. Por lo menos es la sensación que dejó ayer después de su discurso durante un acto en la ciudad de Natalio, Itapúa. Más de un correligionario y uno que otro periodista, no pudieron contener la risa ante la nueva pifiada. El Jefe de Estado reivindicó además “el derecho” de los ciudadanos a enfermarse.

“Ayer recibí la visita de un gran colorado, ‘Papito’ Oviedo (nuevo consejero de Itaipú), y como un ángel de la guarda se fue a decirme que estaba muy orgulloso de lo que estábamos haciendo y que el Partido Colorado era un partido de extracción media y baja, y que el pasaje pico no es para la gente más baja, las viviendas que estamos entregando no es para gente más baja, los sistemas de agua que hoy inuauguramos (…). Todavía tenemos esas faltas con nuestra gente, el derecho a que puedan enfermarse y que le podamos estar dotando de más salud, claro que es nuestra responsabilidad”, señaló Cartes durante el acto central en Itapúa, donde visitó algunos distritos para  inaugurar obras.

Entendemos que el presidente Cartes confundió el término “gente baja” (pequeña como lo es él) con “clase baja”, que es la clase socioeconómica con mayor nivel de pobreza, y frecuentemente su vida se caracteriza por carencias y limitaciones respecto al acceso a muchos bienes económicos.

La misma confusión habría tenido, al señalar “derecho a enfermarse” en vez de “derecho a la salud”. De que Cartes es un mal orador no hay ninguna duda, incluso cuando tiene alguna “ayuda memoria”; peor cuando no lo tiene, como en este caso, donde se dirigió a los pobladores de Natalio. El intendente de esta localidad, Ramón Schneider (ANR), esta vez opacó las declaraciones del mandatario, pues sin medias tintas se declaró seguidor del dictador Alfredo Stroessner y manifestó que le gusta Cartes, pues sigue firmemente los pasos del “único líder”.

Fuente: elpais.com.py

Dejar una respuesta