¿Y la austeridad?: Senavitat compra inodoros de US$ 100 y sofás individuales de US$ 400

0
4577

Los discursos de austeridad del presidente Horacio Cartes no siempre se aplican en las compras que hacen las instituciones dependientes del Gobierno. Un claro ejemplo quedó expuesto en la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), a cargo de Soledad Núñez, quien firmó contrato con una empresa para la refacción del edificio del exConavi. El documento destaca que se autorizó la compra de inodoros de US$ 100 cada uno y sofás individuales de US$ 400 la unidad. A esto se suma la denuncia de Última Hora, sobre la intención de comprar plantas ornamentales y planteras de G. 450 mil cada una.sole1

El contrato fue firmado por Núñez con Empresa Técnica (Emtec), de Jorge Rolando Cáceres Rojas, quien ofertó artículos con un marcado sobrecosto (en comparación a los precios de mercado) y fue aceptado por la titular de Senavitat en el marco de la oferta más baja. Los ítems que más llamaron la atención son los inodoros, presupuestados a G. 550 mil cada uno (US$ 100), además de sillones individuales a G. 2.200.000 cada uno (US$ 400). En el mercado, los precios de los inodoros van de G. 120 mil a G. 250 mil; en cuanto a los sillones individuales, los precios en locales de Asunción son de G. 600 mil a G. 1.200.000.

También se presupuestaron planteras de cemento a G. 450 mil cada uno; plantas de bromelia, a G. 450 mil cada una, siendo que en los viveros el costo de este planta no supera los G. 100 mil la unidad, al igual que las planteras.

El director de gabinete de Senavitat, Amílcar Guillén, al diario Ultima Hora que el contrato se hizo de manera global por G. 892.377.275 y en el proceso licitatorio, la empresa adjudicada ofreció la oferta más baja, en relación a las otras tres que se presentaron. “En ese contrato, uno de los ítems tiene que ver con las plantas. Ese contrato está en un proceso de ejecución y todavía no se llegó a ese rubro”, sostuvo. senavitat2

Agregó que cuando se llegue a adquirir las plantas y otros ítems, un fiscal supervisor irá a verificar. “Si reúnen las condiciones se van a adquirir”, señaló.

En el contrato se establece la refacción total de dos plantas de la institución. Se remodelarán los baños, el piso, se cambiarán las ventanas, puertas, entre otras cosas. El trabajo se inició en noviembre del año pasado, pero aún no finalizó.

Fuente: Contrataciones Públicas y diario Ultima Hora.

Dejar una respuesta