Para ahorrar, HC prohíbe tradicional pan dulces y sidras para funcionarios, pero despilfarra en otras cosas

0
2452

El Gobierno de Horacio Cartes resolvió prohibir a los organismos y entidades del Estado realizar gastos vinculados a las fiestas de fin de año dirigidos a funcionarios de la propia institución o de otras instituciones públicas o privadas, cualquiera sea el objeto de gasto y la fuente de financiamiento. Esta medida ya se adoptó el año pasado.

Con esta medida del Equipo Económico, a cargo del ministro Santiago Peña (Hacienda), el Ejecutivo apunta a la racionalización de los gastos y de austeridad administrativa establecida por esta administración, indicaron. Con esta medida, las entidades deberán suspender toda forma de procesos de contratación que se hayan llevado a cabo o estén realizando o planeando para el efecto.

Los montos que se podrían ahorrar, sin embargo, se desconocen porque están asignados en un ítem general y solo en caso de que se quiera ejecutar se puede detectar la operación para bloquearla, según indicaron técnicos de Hacienda.

Si bien la decisión representa un ahorro importante para el erario público, los funcionarios quedaron descontentos con la decisión. Aseguran que la medida es populista y que si en verdad Cartes quiere ahorrar, debería parar con las contrataciones de operadores en las binacionales para que sean pasilleros. Mencionaron además que la mayoría de las instituciones gastan miles de millones en servicios de catering, considerados innecesarios en la mayoría de los casos.

Un ejemplo de despilfarro que dieron los afectados se ve en el proyecto de Presupuesto General de la Nación 2017, en el que se pidió G. 326.570 millones (US$ 58 millones) para gastos en pasajes y viáticos, usados generalmente por jefes y directores de las diversas instituciones públicas, monto que implica un aumento de 5,2% con relación a lo asignado para el presente año.

Dejar una respuesta