Para Cartes, la ANR es una dependencia más de Tabesa, advierte Nicanor

2
2376

El expresidente Nicanor Duarte Frutos cuestionó al gobierno de Horacio Cartes, de quien dijo que usa al Estado para expandir sus negocios mientras que el pueblo perdió su capacidad de consumo. Cuestionó que “no pueden hablar de disciplina partidaria quienes desprecian la militancia política y buscan hacer de la ANR una dependencia más de TABESA”.

“Detrás de la ‘disciplina partidaria’ sólo se encuentra el miedo de perder al Estado como medio de expansión de los negocios del grupo Cartes”, señaló y agregó sobre el punto que “la amenaza de la ‘disciplina partidaria’, de parte de un presidente que votó por primera vez a sí mismo, debe ser desconocida por ilegítima. No pueden hablar de «disciplina partidaria» quienes desprecian la militancia política y buscan hacer de la ANR una dependencia más de TABESA”, apuntó.

Para Nicanor, la apelación a la disciplina partidaria sólo puede tener alguna legitimidad cuando están en juego principios fundamentales del partido.

“Como ahora, cuando se busca privatizar el servicio de peaje y báscula, lo cual dejaría en la calle a más de 1500 funcionarios del MOPC. O cuando, como ahora, diputados colorados plantean una ley para entregar la ANDE al sector privado”, cuestionó.

Para Duarte Frutos “otro coloradismo es posible” y afirmó que “se debe romper con el legado antinacional y antipopular del cartismo, recuperar nuestras banderas históricas”.

Aseguró que las amenazas del oficialismo deben ser contestadas con la movilización popular y democrática del pueblo colorado.

2 COMENTARIOS

  1. El cartismo esta mas que desesperado con la ilegitima amenaza a correligionarios colorados lo unico que demuestra es impotencia y debilidad el lenguaje patron-empleado solo sirve a sus zoqueteros de cuello blanco

  2. No se pueden seguir distorsionando los hechos con un triunfalismo que no se compagina con la realidad en la que vivimos. No es justo ni sensato que el gobierno privilegie los procesos electorales por encima de la resolución de los problemas más agobiantes: la inseguridad, el estancamiento económico, el desempleo y la desigualdad social.
    En la diversidad que nos caracteriza, tenemos que encontrar soluciones comunes para hacerle frente a estos problemas. Para ello es necesario revalorar la política, reconstruirla como debate entre ciudadanos libres no como discordia y descalificación, sino reconocer que en la democracia emergen diferencias que no deben obstruir el diálogo ni los acuerdos, al contrario, convertirse en su primer requisito.

Dejar una respuesta