Suba de salarios públicos es “populismo mediocre” y afectará inversión social, advierten

0
549

El economista y exministro de Hacienda, Manuel Ferreira, señaló hoy a Radio Nacional que aprobar un presupuesto de gastos con los salarios incrementados impactará directamente en la inversión social del estado, como medicamentos, construcción de rutas y otros. En un año electoral no cree que dar más dinero consiga más votos.

Afirmó que con el actual presupuesto aprobado en la Cámara de Diputados es peligroso hasta para los políticos, pues el Presupuesto General de la Nación 2017 fue incrementado por encima de la ley de responsabilidad fiscal, generando un déficit del 1, 5%, violando la Ley de Responsabilidad Fiscal, aprobada por el mismo Congreso. Ferreira, señaló que el problema con los incrementos salariales es que Hacienda ya no puede recortarlos. “Puede tocar otros gastos bajo un plan de caja, pero salarios no puede modificar si se aprueba en el congreso” indicó.

Agregó que de darse la aprobación de los incrementos salariales, Hacienda tendrá que recortar a otros sectores para mantener un cierto equilibrio y evitar un desfase. “Deberá recortar la compra de medicamentos, inversiones públicas, subir los impuestos”, advirtió.

Destacó que esto ocurre porque se está en una época de elecciones, con el método de un “populismo mediocre”. En su opinión, no cree en el razonamiento político de los parlamentarios de dar todo a cambio de conseguir más votos. Recordó el mismo efecto en el 2011 y que hasta hoy cada uno de los ciudadanos paraguayos está pagando el incremento que se produjo en ese entonces. Señaló que se tomó la misma decisión y se incrementó en un 38% los salarios, unos 800 millones de dólares al año que debe pagar el ciudadano paraguayo y que a cada uno le toca pagar 120 dólares para este incremento por año.

“En el 2011, unos 63 guaraníes de cada cien iba a salarios, mientras que en el 2013 con el incremento trepo a 85 por cada cien guaraníes, luego con mucho esfuerzo se consiguió disminuir a 77 guaraníes”.

En el caso que se aprobará, ciertamente una salida podría ser el incremento del IVA, del 10 al 12 %, una alternativa práctica, pero recaerá nuevamente en el bolsillo de todos los ciudadanos. En forma reflexiva, Ferreira dijo que la pregunta es para qué? Porque si es solamente por subir el salario a los funcionarios públicos, no es conveniente.

Recordó que el salario promedio del funcionario es de 3.300.000 guaraníes mientras que un funcionario privado gana alrededor de 2.000.000. “Si se incrementará para mejorar servicios, para construir más rutas o escuelas, la gente hasta lo pensaría, pero por dar un aumento salarial con motivos partidarios o populistas no justifica, se produciría un fuerte desfasaje ”.

No obstante, señaló que el papel del Presidente en estas circunstancias políticas la tiene más difícil para vetar el presupuesto, “es más fácil que los parlamentarios revean, forzar a los políticos a que cambien de posición, creo que el ministerio de hacienda estará conversando con la gente y hablando con ellos”. Finalmente sentenció que no sería lo correcto un incremento que impactará en todos los paraguayos.

Dejar una respuesta