martes , noviembre 30 2021

Video: Decisiones contradictorias entre magistrados de la niñez hicieron que un menor sea violentado en pleno juzgado

El pasado 4 de octubre se ha desarrollado una audiencia en un juzgado de la Niñez reviviendo un juicio ya cerrado, en el cual inclusive ya hay una investigación fiscal, por lo cual no se puede estar resucitando procesos fenecidos o acusando dos veces a una misma persona por un mismo hecho. Sin embargo, en nuestra Justicia pasa de todo y sobre todo en el fuero de niñez. En la fecha mencionada, la jueza del Segundo Turno Alice González Delorenzi, quien cuenta con denuncias en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), intentó entregar a un niño de 11 años a la fuerza, usando violencia contra el menor que se rehusaba volver con la madre, quien fue acusada por su propio hijo de intentar asfixiarlo. Además del mal proceder, la magistrada contradijo decisiones de sus colegas, evidenciando el descontrol en los que administran justicia para los menores.


El niño de 11 años viene denunciando violencia, maltratos físicos, verbales y sicológicos desde el 2017 en el entorno materno, según los informes sicológicos practicados al menor. El afectado convivía con la madre 26 de los 30 días del mes, o sea la misma tenía una convivencia casi absoluta.  La Jueza  Alice González Delorenzi no quiso escuchar al niño e intentó hacer una entrega compulsiva a nada más y nada menos que a su madre, señalada como la maltratadora por el propio afectado, indicaron funcionarios que conocen y siguen el caso.   

Escenas desgarradoras de este episodio muestran al menor luchando por su vida y a las abogadas de la madre, las abogadas Norma Álvarez, Amalia Rachid (defensora pública recientemente jubilada), María Paz Gugermini y a la propia jueza intentando meter al despacho y reducir por la fuerza al niño quien terminó siendo atendido por los paramédicos.

Por su parte, la madre llevó toda una hinchada que realizó un corralito frente al juzgado, lo cual más asustó al niño. La jueza Alice González Delorenzi en ningún momento habría precautelado la integridad física o emocional del niño o de los propios integrantes de su juzgado al permitir permitió la aglomeración de personas frente a su juzgado para manifestarse y exigir que el menor sea entregado a la madre, pese al deseo contrario del menor.   

La magistrada habría ignorado además que hay un juicio de convivencia en curso en el cual la madre pidió restitución y no le dieron a lugar en fecha 4 de junio 2021 y quedó en guarda temporal con el padre. Ese día, el niño fue presentado en sede judicial y escuchado. La jueza también ignoró que el menor y la madre van a terapia de revinculación desde julio 2021 para poder limar las asperezas entre ambos y poder llegar eventualmente a acuerdos conciliatorios.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.Todo el trabajo de varios meses de terapia de revinculación se echó a perder luego de que la madre, sus abogadas, la propia juez e integrantes de ese juzgado violentaron al niño, que ahora menos quiere saber nada de tratar con la madre o de aparecer por la sede judicial, señalaron funcionarios que trabajan en el fuero de la niñez.  

Algunos auxiliares de la justicia indicaron que si en pleno juzgado de niñez la madre y familiares tratan al niño con violencia, qué sería del él si llegasen a estar a solas con el menor. Algunos ya hablan de la impunidad que goza la mamá, ya que habiendo ocurrido todos estos hechos y al haber pruebas, nadie ha sido imputado hasta la fecha.

Otros se preguntaron: Cómo se va a hacer una entrega compulsiva de un niño que va a terapia de revinculación con la señalada de ser su maltratadora, ignorando que la  revinculación se debe dar en forma paulatina, según los expertos. Es un contrasentido entre las juezas de niñez que sacan decisiones contradictorias de cumplimiento imposible, señalaron. Esto ya que al cumplir una decisión, se estaría incumpliendo la otra y vice versa. La que estaría detrás de estas decisiones contradictorias sería la jueza del Tercer Turno Graciela Fernández Bilbao, quien se declaró amiga de la madre y que le da indicaciones jurídicas a realizar en los procesos de niñez y penal.

Se habla además que existen informes falsos de una supuesta sicóloga de nombre Sonia Zalazar, que pondrían en una situación grave a la madre ya que se habría falsificando informes sicológicos a modo de hacer quedar al niño como manipulado y ocultar las secuelas que quedaron por los supuestos maltratos que sufrió el menor desde el 2017 hasta que se animó a denunciar a la madre.

Saltó además a la luz que el psicólogo designado para el proceso de revinculación, el Lic. Raúl Stellato, es amigo de la madre desde hace años, cuando ambos hacían producciones fotográficas en un conocido instituto de fotografía, donde tanto el profesional como la mamá estudiaban y exponían muestras fotográficas. La jueza Graciela Fernández sería la que designó al citado profesional a sabiendas de la amistad entre Stellato y la madre.

Otra irregularidad que mencionan los conocedores de este caso es que la declaración del niño realizada en fecha 4 de Junio 2021 había sido lacrada a modo de proteger jurídicamente a la progenitora, atendiendo que el menor habría ratificado sus denuncias contra su progenitora.  Esto se deduce a que luego de esa declaración se decidió hacer entrega del niño al padre, comentaron fuentes del fuero de Niñez. Es decir, desde esa fecha el afectado debió quedar con el padre en forma temporal hasta la sustentación del juicio de convivencia en el cual la progenitora se haya recusando a las juezas de niñez y presentando incidentes a modo de que no prosiga el juicio de manera normal, indicaron.

Expertos en niñez del Poder Judicial explicaron que se debe deslacrar esa declaración y enviar copia de la misma a los fiscales que habían solicitado informe sobre la declaración del niño.

Nuestra fuentes afirman además que la progenitora y familiares, promotores de la campaña #JusticiaparaClarisse, nombre de la madre, dicen que menor está secuestrado, pero nada cuentan de la terapia de revinculación, del juicio de convivencia, en el que el menor declaró, que ya en agosto 2020 la madre intentó con Policías armados de la FOPE tomar al niño, vulnerando todos sus derechos humanos y que no se cumplió la orden judicial por negativa del niño a retornar con la madre.

Cámara Gesell | Psicología Jurídica-ForenseEl menor de 11 años inclusive tenía una cámara Gesell en setiembre 2021 que la madre anuló, por temer que ahí se comprobaría no solo los maltratos que propinó a su hijo, sino también el deseo del niño de convivir con el padre, relacionarse con la madre en forma paulatina, señalaron los auxiliares de justicia del fuero mencionado. La Cámara Gesell es el medio idóneo para dirimir estos temas en niñez. Normalmente el que se opone a su realización algo tiene que esconder, según las sicólogas consultadas.

Muchos abogados especialistas en el fuero de la niñez indican que casos como este son la prueba palpable de la necesidad de realizar una profunda revisión del sistema de niñez de la ciudad de Asunción. Se debe impulsar la capacitación, no solo a los jueces sino a los funcionarios, amén de mejorar las condiciones laborales y edilicias de este sector del Poder Judicial.

Aseguran que hay muchos funcionarios que tienen ganas de hacer bien las cosas pero se encuentran desganados por las actuaciones de sus jefes, como el caso de las magistradas que mencionadas.

About Equipo Periodístico

Check Also

¿Castigo por imputar a políticos?: Funcionarios de la Fiscalía se movilizan contra recortes en el presupuesto del Ministerio Público

Ante el incremento de hechos delictivos y criminales, el Ministerio Público requiere de equipos, herramientas …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: